Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.   Aceptar

 
Català  |   Español

SINDROME DE DISFUNCIÓN COGNITIVA - ALZHEIMER CANINO

Se consideran perros senior a partir de los 7 años de vida. Todo y así y como resultado de los avances en nutrición y medicina veterinaria los últimos años, la expectativa de vida de nuestros perros ha aumentado considerablemente. Ahora muchos perros pueden superar los 15 años de vida e inclusive llegar a los 20.

SÍNDROME DE DISFUNCIÓN COGNITIVA O DEMENCIA SENIL (Alzheimer caníno)

El SDC es un conjunto de síntomas que se asocian a la pérdida paulatina y progresiva de la capacidad cognitiva en perros mayores. Se asocia a cambios patológicos bien definidios similares a los que experimentan las personas que padecen la enfermedad del Alzheimer. No todos los perros la tienen que sufrir pero es una condición que se presenta en perros de edad avanzada y que se caractariza por: 

• Olvido y desorientación
• Quedarse bloqueado y mirando fijamente a un punto
• Alteraciones en el ciclo del sueño
• Falta de Memoria
• Alteraciones de la Personalidad
• Cambios muy marcados en su comportamiento
• Descuido de la higiene

Actualmente esta enfermedad no tiene cura peró el tratamiento está orientado a ralentizar la progresión y asegurar una buena calidad de vida. La utilización de dietas adecuadas para perros mayores, suplementos dietéticos y fármacos,  pueden ser utilizados para mejorar la neurotransmisión y reducir el daño oxidativo y inflamación del cerebro. 

QUE HACER PARA  CUIDAR UN PERRO QUE PRESENTA ESTA SINTOMATOLOGÍA

Es muy importante llevar a nuestro perro al veterinario y descartar enfermedades orgánicas. También se puede ayudar dando medicación para el dolor  (si existe) y fármacos para disminuir los efectos de la demencia. 

Podemos ayudarlo en casa disponiendo de más cojines para que se tumbe cuando quiera, si tiene problemas articulares podemos disponer de un cojin viscoelástico para que descanse mejor, rampas para poder subir a la cama o al sofá (si es que antes lo hacía), más disposición de bebederos y también hace falta estimularlo mentalmente con pequeños ejercicios de adiestramiento o con juguetes dispensadores de xuxes, por ejemplo.

Recordar, en la medida de los posible, continuar con los paseos, adecuándolos a su ritmo para que no empeoren a nivel articular ni gane mucho peso y también para que sigan estimulados socialmente. Ser pacientes si no nos hace caso a la primera ya que muchos perros no oyen bien o también si empiezan a tener problemas de incontinencia.

Y lo más imporante, recordar darles mucho amor en esta etapa de vida, cuidándolos y protegíendolos en lo posible.

Compartir