Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.   Aceptar

 
Català  |   Español

Formación y Ley sobre Terapias

No hay normativa en nuestro país ni en ningún otro que regule el sector de las terapias asistidas con animales / IAA. Tampoco hay leyes que regulen el campo de la formación.

¿Qué títulos se obtienen? 

Al no existir ley que regule la formación, cada entidad emite un "título propio", eso incluye a las titulaciones de los Masters y Postgrados que se están realizando en diferentes universidades a excepción del Máster Universitario en Intervenciones Asistidas con Animales de la Universidad Internacional de Andalucía en Jaén que es un máster oficial y reconocido. Así la única titulación homologada por el Ministerio de Educación y Cultura es la del Máster de IAA de la Universidad Internacional de Andalucía. 

¿En qué nos tenemos que fijar cuando buscamos una formación?

  • Que la escuela cuente con suficientes años de experiencia en el sector. Cada vez más aparecen entidades que, con muy pocos años o meses de experiencia en el sector de las IAA, deciden dar formación y no siempre con buenos resultados.
  • Que los profesores que den la formación sean profesionales reconocidos en su campo (salud, educación, adiestramiento, investigación….). Mirar el CV de los profesionales.
  • Que se dé una visión realista del sector huyendo del “romanticismo” o de visiones poco profesionales. Los perros no curan pero pueden facilitar un proceso terapéutico.
  • Que el curso tenga una parte importante de adiestramiento canino, donde se dé formación, siempre en positivo, sobre obediencia básica, comportamiento, habilidades y bienestar animal.
  • Que los alumnos puedan realizar prácticas reales en los diferentes colectivos donde puedan ponerse a prueba sus conocimientos y donde puedan capacitarse de verdad.
  • Será un plus si los alumnos pueden trabajar con su perro (siempre y cuando el perro cumpla las características adecuadas) y valorar su temperamento. Eso sí, hay que tener en cuenta que el centro de formación realmente evalúe en profundidad la idoneidad de los perros y que descarten los que no tienen el temperamento adecuado.
  • Será un plus que se ofrezca el conocimiento de diversos campos de actuación (geriatría, salud mental, jóvenes, TEA, violencia, etc.).

Compartir