Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.   Aceptar

 
Català  |   Español

La esterilización

La esterilización es una tranquilidad para nuestro perro y para nosotros

Son muchos los países donde la esterilización no es una alternativa, sino una necesidad que se viene realizando desde hace muchos años. Los expertos en terapia con animales, así como la mayoría de veterinarios, recomendamos la esterilización para evitar camadas no deseadas y mejorar la calidad de vida tanto de los animales como de los responsables del animal.

Asimismo, los expertos cada vez destacan más los beneficios que, en contra de las creencias populares, aporta la esterilización.

Beneficios de la castración en los machos:

  • Elimina el deseo sexual del animal, por lo que dejará de montar a otros animales o personas y no se mostrará ansioso y frustrado cuando detecte a una hembra en celo, evitando también en muchos casos las ganas de escapar y deambular fuera del domicilio o el parque, y mejorando en definitiva la calidad de vida de nuestro animal.
  • Evita la aparición de enfermedades como:
  • Neoplasias testiculares en animales de edad avanzada
  • Inflamación de los testículos (Orquitis)
  • Crecimiento anormal de la próstata (Hiperplasia Prostática benigna)
  • Inflamación de la próstata por un absceso (Prostatitis)
  • Cáncer alrededor del ano (Adenoma perineal)
  • Reduce la agresividad. La castración puede eliminar o reducir algunas formas de agresión (las influenciadas por las hormonas masculinas) hacia otros machos y personas. Todo perro agresivo debe ser castrado. Como mínimo, esto servirá para prevenir su reproducción, impidiendo así que se perpetúe cualquier rasgo genético de agresión.
  • Marcación de orina. La mayoría de los perros adultos levantan la pata al orinar. En lugar de vaciar completamente sus vejigas, suelen retener orina para depositarla en otros objetos verticales. Algunos machos tienen un deseo de marcar tan fuerte que hasta lo hacen dentro de la casa . La castración reduce la marcación en el 80% de los perros.
  • Reducción del estrés. Si tenemos varios perros y entre ellos hay un macho y una hembra, el macho detectará enseguida si la hembra está en celo. Aunque los mantengamos alejados uno del otro el macho, a través de su olfato, el macho sufrirá stress y ansiedad por no tener acceso a la hembra. Asimismo si sólo tenemos un macho este detectará las hembras que estén en celo por todo el vecindario.


Beneficios de la esterilización en las hembras:

  • Elimina el celo, con lo que dejan de manchar y de atraer a los machos, desapareciendo además la ansiedad del animal.
  • Evita las infecciones uterinas (piómetras) y los quistes ováricos, además de reducir la incidencia de tumores de mama (si se realiza cuando la hembra es joven).
  • Reduce las infecciones urinarias que pueden ser recurrentes.
  • Justo después del ciclo de celo, algunas hembras sufren embarazos psicológicos. En estos casos, aún sin haber sido montadas, el cuerpo cree que está embarazado gracias a estímulos hormonales incorrectos. La perra puede presentar hinchazón en el abdomen o en las glándulas mamarias e incluso producir leche. La esterilización es ampliamente recomendable para hembras que tienen embarazos psicológicos frecuentes.
  • Elimina el estrés en periodos de celo.


Existe la creencia de que es bueno dejar montar a los machos una vez y que las hembras tengan por lo menos una camada antes de la esterilización. También, que la esterilización cambia el carácter de los animales y los engorda mucho.
Si no vamos a utilizar al macho para criar es del todo innecesario dejarlo montar una vez. Con ello acrecentaremos su deseo sexual, que seremos incapaces de satisfacer en el futuro. La esterilización significa que tendremos simplemente a un perro más tranquilo. En cuanto a ganar más peso, si el animal tiene un buen equilibrio entre comida y ejercicio, no debería suponer ningún problema.
La necesidad de que las hembras tengan por lo menos una camada es una creencia traspasada de los seres humanos que no está abalada por ningún estudio. Una perra equilibrada y con buena calidad de vida no echará de menos la maternidad.
La esterilización para los animales de compañía y terapia es bienestar, seguridad y salud. Tendríamos que ver esta práctica, por otro lado, común en otros países, como progreso y calidad de vida.

¿Cuándo esterilizar a los machos y las hembras?:
En las hembras lo adecuado sería la esterilización entre los 6 y 12 meses de edad, es decir, después de que aparezca el primer celo. No se recomienda la esterilización cuando son muy mayores.

En los machos antes de que alcancen la pubertad y se les despierte el instinto sexual, o sea antes del año.

La esterilización tanto en machos como hembras tiene muchos beneficios y previene muchos problemas físicos y de conductas no deseadas. En muchos países, como Estados Unidos, es una práctica obligada en la mayoría de los animales.

Compartir